Agile Gov

A que si te digo que cierres los ojos y pienses en gobierno ágil se te aparece la idea de «trámites rápidos, sencillos,… hermosos». Y si. Es lo que casi-todo-el-mundo-imagina. Por eso mismo, empiezo este post aclarándote que te voy a hablar de Agile Gov (y no de Gobierno Ágil). Y no porque me guste el english sino porque no puedo ir contra el imaginario popular y quiero introducir un concepto que, al menos para mi, tiene muchas aristas y que es rico-super-rico.

Agile Gov es un gobierno que tiene un propósito claro y cree en el poder de las personas y sus conversaciones para alcanzarlo. ¡¿Por qué?! Porque sabe que las soluciones a problemas complejos llegan desplegando todo el potencial creativo e innovador de los equipos y no haciendo que estos sigan férreos procesos que se repiten desde los tiempos de los tiempos. Así abandona la cultura de la jerarquía, el control y el mando -lo vertical- para darle lugar a la red y la colaboración -lo horizontal-. Tanto al interior del Gobierno -rompiendo los silos- como al exterior – colaborando con otros agentes sociales, políticos y económicos-.

El Agile Gov es «inteligente». No hace de todo sino que tiene foco, foco, foco: se centra en desarrollar e implementar aquellas políticas que realmente impacten en el vecino (y su calidad de vida). Léase: genera más valor con menos trabajo. Y lo logra porque está cerca del vecino. Las políticas públicas ágiles nacen en el territorio, no en las oficinas. Crecen y toman forma gracias al feedback de los vecinos. Y, ojo, estamos hablando de participación genuina de la ciudadanía -y no propaganda-.

Es un gobierno que tiene otra mirada-otra cultura-otra forma de ser que deviene en otra forma de actuar. Innova, experimenta (con fracasos a veces, sí), aprendiendo y mejorando, una y otra vez. Y así logra adaptarse a los tiempos de cambio (constantes) con el menor dolor posible… para sí y para los vecinos.

Entonces… ¡¿qué opinás?! ¡¿se puede trabajar por un Agile Gov?! ¡¿Estamos cerca de alcanzarlo o no podemos ni soñarlo?! Por cierto, ¡escucho / leo encantada ideas, respuestas y divagues varios!

Desde este blog, quiero aportar mi trocito de respuesta. O, en otras palabras, mi experiencia. Así que… coming soon! ¡No te pierdas el próximo post!

2 Pings & Trackbacks

  1. Pingback:

  2. Pingback:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *