Reporte Anual de Agile

Lo ágil anda en el aire. El concepto ronda el mundo de los negocios pero todavía no queda muy claro qué es ni cómo aterrizarlo. Y tiene sentido que así sea. Años encerrado en el mundo de los sistemas, lo ágil pelea por cruzar fronteras. Recién en febrero de este año, tuvo lugar en Nueva York la primera Business Agility Conference. Un hito sin duda alguna.

banner-fb

En este marco, no solo es necesario que las empresas y sus profesionales sepan de qué hablamos cuando hablamos de Agile, sino que también sepan cuál es el estado de situación: al ser algo tan novedoso, necesitamos datos fiables y útiles para entender.

El 11 Reporte Anual de Agile nos dejaba algunos titulares:

  • La adopción de Agile sigue creciendo. Mientras que el 94% de los encuestados dijo que sus organizaciones practicaban Agile, también que más de la mitad de los equipos de sus organizaciones aún no están practicando Agile. El 80% de los encuestados dijo que su organización estaba en, o por debajo, de un nivel aceptable de «maduración» de Agile.
  • La agilidad de las empresas está aumentando, a lo largo de las organizaciones y en casi todas las industrias… ¡a un ritmo acelerado!
  • Las organizaciones tienen éxito con agilidad: el 98% de los encuestados dijo que los proyectos ágiles fueron exitosos.
  • La medición de la agilidad de la empresa se realiza a través del valor del negocio. Este año el valor del negocio se ha convertido en la medida de éxito de los proyectos.
  • Sigue habiendo un desajuste entre las métricas de Agile y las métricas tradicionales: el informe destaca una inconsistencia significativa entre cómo las organizaciones (aún no ágiles) y sus equipos ágiles miden.
  • Los beneficios que genera la adopción de Agile hacen que valga la pena la inversión. Estamos hablando de entrega temprana de valor, mejor visibilidad de los proyectos, mejor productividad del equipo y la facilidad para gestionar prioridades que cambian constantemente.

Sin título

Estos resultado son interesantes, sí, siempre y cuando los midamos en términos relativos (y no absolutos), comparando los resultados del reporte del año 2017 con los de los años anteriores. La tendencia importa. Y la tendencia es Agile.

¡¿Y aquí?! ¡¿En Latinoamérica?! ¡¿Cómo serán nuestros indicadores?! (Psss, si tenés algún informe, ¡convidámelo!).

¡Ah! ¡Si querés adentrarte en el mundo  ágil, acordate que arrancamos la semana que viene el curso de Metodologías ágiles en la Universidad Di Tella!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *