Aventura ágil en Zaragoza

El lunes que viene, Fernando Abadía y yo volvemos juntos al IAF para “¿Liebre o tortuga? ¿Cuán ágil eres? Metodologías ágiles para emprendedores valientes”. Un placer y una aventura a la vez. Hemos puesto los contenidos cabeza abajo y todo precepto pedagógico también para construir nuevas metáforas, intentando sorprender y sorprendernos.

Nuestro reto es acercar a los emprendedores al agilismo “de fondo”. Y no es que nos hayamos puesto sentimentales sino que nos gusta pensar que la clave de lo ágil está “en el cuore”, en los valores.

Nuestro reto es acercar a los emprendedores a las herramientas ágiles, sí. Pero no a las versiones “puras” ni de libro sino a aquellas versiones ligeras y adaptadas para sus necesidades.

Nuestro reto es acercar a los emprendedores al mundo ágil de forma ágil, con la construcción de una gran metáfora que se llama curso, soltando el control, abrazando la incertidumbre y sintiendo la adrenalina.

Para todo esto llevaremos juegos y dinámicas; dibujos y hojas en blanco; teoría y anécdotas; referencias de charlas, libros y películas.

¡¿Qué valores “de cuore” llevaremos en el bolso?!

  • Propósito. La importancia de proyectos con corazón.
  • Adaptación al otro (Entregable de valor +Colaboración.)
  • Respuesta ante el cambio. La importancia de las decisiones just-in time.
  • Fracaso orientado al aprendizaje. La importancia de experimentar.

¡¿Qué técnicas llevamos también?! Fundamentalmente…

  • Customer Development + Design Thinking. Llevamos la orientación al otro
  • Lean Start-up. Llevamos la propuesta de valor.
  • Scrum. Llevamos las retrospectivas y los paneles visuales.
  • Kanban. Llevamos el límite al wip y el flow.

¡¿Qué saldrá de esto?! ¡¿Qué elegirán los alumnos?! ¡A saber! El lunes lo sabremos. De momento, aquí nuestra declaración de intereses y una confesión que merece ser dicha…

Este taller es una versión de autor (o mejor dicho, de autores). Una versión personal que sale sin red. Sin la red de lo ya dicho (no venimos a representar ninguna teoría más que la nuestra) y sin la red de lo ya hecho (este taller es inédito: nos junta a pesar del Atlántico que nos separa últimamente). Saltamos y nos aventuramos, sí. Con la adrenalina del que sabe que la puede fastidiar, sí. Pero también con la certeza de que esta es la única forma de crear cosas nuevas. Amén.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *